Lenguas en convivencia

De nuevo os invito a disfrutar de la radio de la UNED: esta vez se trata de un programa que he titulado «Lenguas en convivencia», dentro del espacio «Sin distancias», que se emite diariamente a través de Radio 3. La situación de contacto de lenguas dentro de un mismo territorio es un objeto de análisis complejo pero muy atractivo, que despierta un gran interés no solo entre lingüistas, sino en general entre todos los hablantes. Como ya he comentado en otra ocasión, hace unos meses visitó Madrid una profesora de la Universidad de Gante, Renata Enghels, y aproveché su estancia para enseñarle los estudios de RadioUned y organizar una charla centrada en este tema, el de la convivencia de lenguas, que afecta tanto a su país como al nuestro.

En la radio

Y así, un día de finales de abril nos sentamos ante los micrófonos de RadioUned acompañadas por Miguel Minaya, un profesional entusiasta y siempre dispuesto a alentar estas iniciativas y apoyarnos con su experiencia. Nuestra intención era presentar una visión general del problema alejada del tópico, tan presente en nuestra sociedad, del “conflicto” lingüístico (de ahí el título de «Lenguas en convivencia») y analizar sin prejuicios las ventajas e inconvenientes de vivir en un territorio plurilingüe, comparando la situación de España y la de Bélgica. No voy a hacer un resumen aquí de los puntos más interesantes, porque me gustaría que escucharais la tertulia, pero sí voy a aclarar algunos de los conceptos y términos que manejamos.

Cuando existe en un territorio convivencia de lenguas (lo que se conoce como lenguas en contacto), lo ideal es que exista una situación de equilibrio entre ellas, una situación que denominamos, si son dos lenguas, bilingüismo social, y si son más, pluri- o multilingüismo. Pero, en realidad, lo que ocurre muchas veces es que el uso de las distintas lenguas en un mismo territorio no es equilibrado, sino que una se utiliza en situaciones más formales (sociolecto alto o lengua A) y otra en situaciones más familiares (sociolecto bajo o lengua B). Esta situación de desequilibrio es lo que llamamos diglosia, y para darle solución, las instituciones pueden impulsar leyes de planificación lingüística, en una actuación que en su conjunto se conoce como proceso de normalización. Estos temas se estudian en algunas asignaturas de nuestro Grado en Lengua y Literatura españolas como El lenguaje humano o Sociolingüística del español.

En nuestra conversación hubo tiempo para conocer muchas cosas: la historia lingüística de los territorios que forman Bélgica, la existencia de una diglosia que ha sido superada hace ya mucho tiempo, las leyes actuales que regulan y protegen el uso de las lenguas, los problemas políticos que han tenido en época reciente (¡han llegado a estar sin formar gobierno sin gobierno durante más de un año por un problema lingüístico!), la situación del neerlandés y el francés en las leyes educativas, la facilidad para el aprendizaje de lenguas que caracteriza a los habitantes de Flandes... ¡Incluso pudimos enterarnos de anécdotas curiosas como la aplicación de las leyes a la megafonía de los trenes que recorren Bélgica! Nos faltó tiempo, sin embargo, para comentar en profundidad la situación de España, cuya diversidad lingüística es más compleja.

Cuadros extraídos de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Bélgica

Cuadros extraídos de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Bélgica

Os animo a escuchar la charla en el enlace permanente de CanalUned y a intervenir en el debate a través de los comentarios, si os interesa el tema de la diversidad lingüística. Para empezar, ¿creéis que es una utopía hablar de lenguas en convivencia en un mismo territorio?

***************

Entradas relacionadas: «La lengua de ayer, en el aire».


Elena Azofra

Profesora de Lengua española (Historia de la lengua y Morfología) en la Facultad de Filología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en Madrid, España.

More Posts

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

About Elena Azofra

Profesora de Lengua española (Historia de la lengua y Morfología) en la Facultad de Filología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en Madrid, España.
This entry was posted in Actualités / News, enseñanza a distancia, Entradas, Uned. Bookmark the permalink.

3 Responses to Lenguas en convivencia

  1. Roser de Antonio says:

    Hola Elena:

    Muchas gracias por tu post, y por ofrecernos la oportunidad de participar en este debate tan apasionante.
    Como habitante de un territorio donde hay dos lenguas oficiales, el catalán y el castellano, me parece que no es ninguna utopía pensar que ambas pueden convivir sin que una menoscabe la otra. Mi lengua materna es el castellano, aunque hablo y escribo sin ninguna dificultad en catalán. Veo tanto cadenas nacionales como autonómicas, no me importa leer prensa o libros en catalán, aunque prefiero el castellano para tal menester. Conozco muchísimas personas cuya lengua materna es el catalán; también hablan sin problemas en castellano, con acento catalán, sí, igual que yo hablo catalán con acento castellano; nunca lograré realizar de forma natural la s sonora, las oes abiertas, la "ll" en posición implosiva en la última sílaba de una palabra... pero eso no supone ningún problema entre nosotros. Yo misma soy capaz de lengua en una misma conversación, dirigiéndome a uno de los interlocutores en catalán y a otro en castellano, y ¡nos entendemos todos!.
    Respecto a la inmersión en los colegios, y como antigua profesional del SEDEC (Servei d'Ensenyament del Català), debo decir que nunca detecté dificultades en el alumnado que pudieran ser achacables a la lengua vehicular y de aprendizaje del centro.
    A mi modo de ver el problema no es tanto social como político, y me da mucha rabia que fuera de Cataluña se dé en ciertos medios una imagen falsa de intransigencia y totalitarismo por parte de los catalanes por lo que respecta al tema de la lengua.
    Saludos cordialísimos,

    Roser

    PS: Confieso que todavía no he escuchado el programa de radio (mañana sin falta)

  2. María Jesús says:

    Me ha parecido muy interesante la conversación sobre el tema “lenguas en convivencia” entre las profesoras Elena y Renata. He apreciado mucho las explicaciones de la profesora belga sobre la situación de plurilingüismo en Bélgica y las razones históricas y económicas que la determinan y, todo ello, en un perfecto español que refleja la facilidad de los flamencos para aprender idiomas y la preparación de la persona.
    Es cierto que una lengua o dialecto define la identidad de un pueblo pero lo importante es que no haya prevaricación de una lengua sobre otra, ya que anular o disminuir la lengua materna de un individuo o comunidad minoritaria es disminuir su pensamiento.
    Gracias Elena por mantener vivo este espacio que resulta siempre tan enriquecedor.

    Feliz verano y hasta nueva entrada
    Chusa

  3. Roegiest Eugeen says:

    Como estoy preparando una publicacion sobre la Frontera lingüistica en Bélgica y soy lingüista hispanista, me interesaba el tema de las lenguas en contacto en Bélgica tratado en la emision.

    Existe una diferencia fundamental entre la politica lingüistica de España y la de Bélgica. En España el español es - segun la constitucion - la lengua general en todo el territorio del estado español. No es en absoluto el caso en Bélgica, al contrario. Bélgica es un pais federal con dos regiones monolingües: la region flamenca y la region francofona. Asi lo deseaban tanto los flamencos como los valones al determinar definitivamente la frontera lingüistica (que es una verdadera frontera administrativa y politica). Por consiguiente en la mente y en la voluntad politica no hay bilingüismo regional, como lo es en España. Ademas es una frontera que nunca cambiara durante la existencia de Bélgica como estado. Claro esta que en la realidad lingüistica existe una zona de transicion de la que la "linea" no da cuenta, de tal modo que la legislacion tiene en cuenta comunidades con "facilidades", o sea comunidades que tienen una minoria lingüistica pero que en principio debera adaptarse al principio de la territorialidad lingüistica.
    Lo paradojico es que a pesar de ese principio politico uno de cada 6 belgas vive en una region o comunidad bilingüe. Es el caso p ej de Bruselas, la unica verdadera region bilingüe del pais y - claro - también de las comunidades con "facilidades".

    Eugeen Roegiest, universidad de Gante Bélgica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">