Estancia en Gante (II)

El pasado jueves he tenido ocasión de tratar durante unas horas las posibilidades de análisis que ofrece la forma SE (lo escribo en mayúsculas para que no se confunda con otras palabras del texto), la palabra más compleja -en mi opinión- del español. Era la primera vez que reflexionaba sobre SE ante estudiantes no nativos de español, y esa circunstancia ha cambiado un poco mi discurso habitual sobre esta forma, más centrado en la sintaxis.

En efecto, al repasar todos los valores de SE, como pronombre y como morfema, he intentado profundizar en aquellos que resultan más extraños para alguien que aprende español como segunda lengua, que era el caso de los estudiantes de la Universidad de Gante (alumnos de Lingüística española 4). Da idea de su complejidad el hecho de que en la Nueva gramática de la lengua española (RAE-ASALE: 2009) se encuentre información en capítulos de contenidos tan diferentes como el 35 («El complemento indirecto») y el  41 («Oraciones activas, pasivas, impersonales y medias»), pero habitualmente no somos conscientes de que, más allá de la dificultad de su análisis gramatical, la presencia de SE en una oración hace que cambie considerablemente el significado léxico de los verbos a que se añade. Pensad, por ejemplo, en casos como los siguientes:

acordar algo ‘pactar, llegar a un acuerdo’ vs. acordarse de algo ‘recordar algo’

llevar algo ‘transportar’ vs. llevarse algo ‘transportarlo con interés’ o ‘robar’

encontrar a alguien ‘hallar’ vs. encontrarse con alguien ‘coincidir casualmente’

esperar algo ‘tener esperanza en algo’ vs. esperarse algo ‘temer’

Estos son casos en que la adición de SE añade un valor específico al significado del lexema y se convierte en parte del núcleo verbal (simple marca o morfema de verbo pronominal). Pero resulta que este “cajón” de verbos en los que SE forma parte del núcleo verbal y alterna con otras formas del paradigma es el más amplio y heterogéneo de todos, y ciertamente el más difícil de dominar para un estudiante extranjero. Me atrevería a añadir que es también el más difícil de sistematizar para un profesor de español como L2. Puede albergar al llamado SE medio o de voz media (construcción media, prefiere la Gramática académica): Juan se queda en Gante un mes, El coche se estropeó; también al SE morfema de intransitivización: Se pone colorada cuando la miran, Los niños se acuestan pronto, etc. La delimitación con los verbos reflexivos es muchas veces problemática, porque en realidad en el origen de muchas de estas construcciones pronominales hay una construcción reflexiva. Un estudiante había preguntado por qué SE no es pronombre reflexivo en Juan se mueve; hubo que explicar que SE no es un pronombre porque el significado de esa oración no es que Juan coja a Juan y lo transporte de un sitio a otro, sino que Juan se desplaza: matices que un hablante nativo no tiene dificultad en entender, pero un hablante de otra lengua quizá sí.

Otros casos en que nos detuvimos fueron algunos que considero especialmente interesantes: el SE dativo posesivo, que señala al poseedor de un complemento de la oración (Se miró los pies = Miró sus pies) y el SE de esas expresiones en las que hay un lexema verbal que puede hacer pensar erróneamente en un SE recíproco: una oración como Juan y María se acuestan juntos no significa ‘Juan acuesta a María y María acuesta a Juan’, sino que la idea de la reciprocidad está en la acción verbal, en que el lexema presenta un valor léxico diferente al de otras oraciones como La madre acuesta al niño (este cambio de significado ha sido provocado por SE, que no funciona aquí como pronombre recíproco porque no tiene una función nominal). Este último ejemplo nos sirvió para contrastar las distintas posibilidades de análisis que un mismo verbo ofrece en sus usos pronominales y no pronominales.

En fin, unas horas de reflexión interesante y compleja. Y fuera, más allá de las ventanas, el suelo y los tejados se cubrían de nieve…

N.B.: [Para próximas entregas sobre SE] De todos los SE que hemos tratado en la clase, uno es bastante curioso: procede de lat. ILLI (¡sorprendente, ¿verdad?!) y se ha llegado a etiquetar como «SE espurio». En la próxima entrada, algo sobre él…


Elena Azofra

Profesora de Lengua española (Historia de la lengua y Morfología) en la Facultad de Filología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en Madrid, España.

More Posts

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

About Elena Azofra

Profesora de Lengua española (Historia de la lengua y Morfología) en la Facultad de Filología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en Madrid, España.
This entry was posted in Entradas, Historia de la lengua, Morfología. Bookmark the permalink.

3 Responses to Estancia en Gante (II)

  1. Roser de Antonio says:

    Siempre un placer , Elena, seguir tu blog. Me encanta la manera que tienes de despertar inquietudes y deseos de aprender… eso de mencionar lo de “SE espurio”… ¿cómo no leer esas palabras y acto seguido bucear en la red buscando más información? ¡Muchísimas gracias!
    Roser
    PS ¡Seguro que los estudiantes belgas quedaron encantados contigo!

    • Elena Azofra says:

      ¡Muchas gracias, Roser! Siempre es un placer recibir tus comentarios, y me alegra mucho que mantengas el interés y la curiosidad (por cierto, voy rápidamente a ver qué puede ofrecer la red sobre el SE espurio: ni se me había ocurrido buscarlo…).
      Respecto a las clases, la verdad es que la que salió encantada fui yo, porque la experiencia fue muy interesante. Traté de analizar todo aquello que puede resultar más difícil para un estudiante no nativo, y te aseguro que examinar la lengua con otros “ojos” siempre nos hace descubrir aspectos nuevos.

  2. Rosana says:

    Hola Elena:

    Este artículo y el del “SE espurio” me han venido genial para repasar los valores del SE que estudiamos en la asignatura de Morfología. Ahora que he descubierto su blog, lo añado a mi lista de favoritos. Muchas gracias por su aportación.

    Rosana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">